lunes, octubre 29, 2007

Lo que pudo haber sido y no fue


¿Os imaginais una cofradía saliendo por esa puerta?. Pues pudo haber sido. El Pabellón Domecq de la Exposición Iberoamericana de 1929 estuvo a punto de transformarse en el templo de la Hermandad de la Paz. El edificio es obra de Aurelio Gómez Millán, fue sede del Instituto de Meteorología y actualmente acoge Juventudes Musicales.

Ahora que estamos en bocas que no conocen mucho de lo que dicen, podríamos recordar que la Hermandad de la Paz, en contra de lo que dicen los "libros de cofradías" y las semblanzas históricas de los programas de Semana Santa, no fue fundada por excombatientes, fue fundada por un grupo de jóvenes cofrades que cumplían el servicio militar en la farmacia militar del cuartel de la Avda. de la Borbolla. Ninguno de ellos había estado en el frente. Allí soñaron una cofradía pasando por el Parque y lo hicieron realidad, después vino el vínculo con el estamento militar;. Nuestras advocaciones, que tanto se vinculan con el significado del final de la guerra, no iban a ser las que conocemos. El Señor fue nombrado de la Victoria desde un primer momento, pero la Virgen iba a ser llamada "de la Aflicción", el Espíritu iluminó a aquellos jóvenes y decidieron cambiarlo por un nombre tan bello, tan a propósito en aquel momento como hoy, eligieron el de María Santísima de la Paz. Fue todo mucho más simple que una "inspiración postbélica".

De aquellos jóvenes Manolo Robles, que era vecino del barrio, fue el que permaneció más initmamente ligado a la Hermandad hasta su muerte hace unos años; cuando salía el tema, con sorna decía "¿Excombatientes?, gracias a Dios ninguno dio un tiro en su vida".

En aquellos primeros momentos el Pabellón fue ofrecido para que la Hermandad lo transformase en Capilla y tuviera su sede allí, pero peso más la calidez de la parroquia y la presencia en el interior del barrio. Desde luego habría sido bellísimo pero... Lo que pudo haber sido y no fue.

15 comentarios:

el aguaó dijo...

Pues yo discrepo contigo amigo Del Porvenir. Estoy de acuerdo en que la imagen podía haber sido muy curiosa, pero la Parroquia de San Sebastián tiene ese gusto de barrio y ese encanto que merece la pena sentir el Domingo de Ramos.

Interesante la Historia amigo. Como siempre.

Un abrazo.

del porvenir dijo...

No discrepas en absoluto, es más estoy de acuerdo contigo. Me limito a decir que pudo haber sido, pero lo que es es lo que es y mi me gusta.

Híspalis dijo...

Curioso apunte histórico. Tomo nota. Un abrazo.

M. Andréu dijo...

Muy curiosa y muy al pelo en estos tiempos la historia, amigo, la cual desconocía. Me alegra saberla. Aunque seguiré mirando a tu hermandad con los mismos buenos ojos con los que la sigo mirando desde niño, ya que el mejor recuerdo de la Semana Santa de mi niñez sois los blancos nazarenos a la altura de La Raza, de la mano de mis padres.

Por cierto, ¿sabes algo del bocina de tu Cristo?

Saludos,

Miguel Andréu

finidiblanco dijo...

Siempre me contaron la historia de los excombatientes y aquello de la Victoria y La Paz; lo del Pabellón del Parque no tenía ni idea, buena historia, gracias

el caliz de la canina dijo...

Me gusta estas historias de Sevilla,gracias por contar estas leyendas urbanas.
Todo nace de un sentimiento,y la Paz fué uno de ellos.

Gracias.

La canina seguirá cavilando ......

del porvenir dijo...

Del bocina de Cristo tengo noticias de esta misma tarde, ya está en planta desde la semana pasada y mejorando muy poco a poco. Pero gracias a Dios el susto parece que ha pasado.

Glauca Maria dijo...

Al leerte, recuerdo que mi abuelo me contaba algo parecido cuando me hablaba de la fundación de tu Hermandad, aunque soy una de las pocas niñas que nunca la vio por el parque.

Roberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto Villarrica dijo...

Curiosísima la historia.

Comparto con vosotros que aunque el entorno del Parque sea estupendo la sede de la Parroquia es mejor, dicho sea modestamente por alguien que no es hermano de La Paz.

Un abrazo

pregonero_de_sevilla dijo...

Curiosa y hasta hoy desconocida historia para mi. Hubiera sido bello, pero difícilmente superaría la estampa de vuestro paso de Cristo alejándose bajo los arboles primaverales de Río de la Plata.

el del pueblo ese..... dijo...

esa memoria histórica......pero no me imagino a nuestar imagenes salir por esa puerta......

Oye tu betis bien, eh?, jajajaa

botones coloraos dijo...

Curiosa historia la que cuentas y que desconocía.
Saliendo desde allí seguro que llegabamos a tiempo a la calle tetuán, ¿no?.
Me quedo con la Parroquia de San Sebastián aunque tengamos que correr un poquito más.
P.D: animo hermano que el Domingo de Ramos este año viene muy pronto y tenemos que vernos andando camino del barrio vestidos con la blanca túnica (y botones rojos) tú desde el Arenal y yo desde la Puerta Carmona.

del porvenir dijo...

Tu a mi me confundes, que dijo aquel, yo vivo cerca de El Porvenir no en el Arenal.
Pero es verdad que antes que nos demos cuena está aquí.
Un abrazo

botones coloraos dijo...

Hermano, iba por Rai.
A usted claro que le conozco. Cuando quiera a las 10.30 para desayunar