martes, octubre 21, 2008

Volvemos a los azulejos




La verdad es que por más que miro y remiro, me sigo encontrando con azulejos en las casas del barrio en los que no había reparado. El pasado domingo durante el rosario de la aurora de la Virgen de la Paz descubrí uno que se me había "traspapelado".
Los evidentes son los de las fachadas delanteras, pero escondidos en esquinitas de las casas o tapados por los árboles hay más de uno. Vayan como ejemplo estos dos de la calle Brasil, en ambos aparece Santa Ana con la Virgen niña. Se ven regular, pero ahí quedan para el inventario.

5 comentarios:

el aguaó dijo...

Azulejos que parecen colocados parael disfrute íntimo y personal, pero siempre con un guiño al exterior.

Captó vuesa merced este guiño.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

El Porvenir, al igual que toda Sevilla, se muestra como un gran museo de azulejos abierto al público las 24 horas del días.

En el Porvenir se pueden ver azulejos que son verdaderas obras de arte.

Un saludo.

Fran...

calleferia dijo...

Querido Vicente:

Desde que empezaste con la serie de azulejos me asalta una duda:

¿Estás tambien inventariando, en la medida de lo posible, quién los hizo y los años de la realización?. Sería curioso.

Un abrazo.

del porvenir dijo...

Gracias por tus comentarios Amós.
Lo que dices, Fran, es una gran verdad, por muchas veces que pases por un sitio puedes seguir encontrando cosas que te sorprendan.
Del catálogo nada, y no eres el primero que me lo dice, pero hasta ahí no llego ya que eso sería un trabajo más serio. Por cierto, Villa Hiniesta está en venta, cosas de la crisis, digo yo.

juanjomolina dijo...

cuando voy camino del trabajo, reparo en alguno de estos azulejos que me sirven para decirle un piropo a Nuestra Madre... Gracias por las fotos, me estás ayudando a descubir nuevos sitios para piropear a la Virgen!