domingo, febrero 08, 2009

Un olímpico en El Porvenir. José Antonio Sahuquillo

fotografía del libro "Deportistas Andaluces en los Juegos Olímpicos", Pepe Díaz

Este blog ya ha dado suficientes muestras de su versatilidad, con esta entrada no es que vayamos a dar una vuelta de tuerca a la diversidad temática, pero no deja de ser especialmente curiosa.
La temática deportiva la hemos abordado en ocasiones, esta vez lo hacemos para redir reconocimiento a uno de los primeros deportistas olímpicos de Sevilla. Con la salvedad del Conde de la Maza en los Juegos de 1920 y 1924 en el equipo de polo, ningún sevillano había alcanzado la gloria olímpica hasta que un bote de dos con timonel del Club Náutico consiguió la clasificación para la Olimpiada de Roma en 1960. JOSÉ ANTONIO SAHUQUILLO, ENRIQUE CASTELLÓ y JOAQUÍN REAL (timonel) fueron los deportistas que consiguieron el primer gran logro en una disciplina que ha deparado campeones del mundo y medallistas olímpicos para nuestra ciudad. El remo.
José A. Sahuquillo, natural de Mérida, es desde hace muchos años vecino de El Porvenir, al igual que lo era el entrenador de esa tripulación, el gran Miguel López Torrontegui (el "sexto" stuka), y es muy habitual verlo paseando por sus calles. No creo que muchos sepan al cruzarse con él que ese señor alto y canoso es historia viva del deporte de nuestra ciudad. Sigue remando habitualemente, al igual que Castelló, y cada año defiende los colores verdiblancos en la regata anual Sevilla-Betis, lógicamente en la categoría de veteranos.

11 comentarios:

Rascaviejas dijo...

Muy interesante, merece un día en el almanaque, ya le iremos dando forma... Igual que el Stuka... Pero el fútbol lo dejamos para otro día. Un abrazo.

del porvenir dijo...

Se me pasó comentar que durante bastantes años también vivió en el barrio, otro olímpico, Gerardo López Espejo, primer piragüista en participar en unos Juegos, en este caso los de Munich en 1972

del porvenir dijo...

Rascaviejas,ni con los Stukas nos habríais ganado el sábado je, je
Vaya de vuelta también ese abrazo.

el aguaó dijo...

Interesante referencia histórica-deportística que desconocía por completo.

Tu blog sigue siendo una interesante guía por la que poder sumergirse en el barrio Del Porvenir y disfrutar de su Historia, sus personajes, sus edificios, sus esculturas, sus azulejos, sus leyendas y sus historias.

Un abrazo amigo Del Povernir.

Finidiblanco dijo...

Felicidades por la victoria del sábado.

del porvenir dijo...

¿Es a mi?




je, je. Igualmente

El callejón de los negros dijo...

Personas que merecerían un reconocimiento municipal a lo grande.

Antonio

del porvenir dijo...

La cosa quedó, en que a raiz de un grupo de remeros del Naútico (Briones, Molina, Moreno, de Marco y Cañete, más Muller que se lesionó) que fueron campeones del mundo en 1983 se rotulara la calle que va de Carrero Blanco al Puente de las Delicias, junto al Mercantil y por delante del Náutico, como "REMEROS DE SEVILLA"

primavera en sevilla dijo...

Querido amigos del porvenir:

Hace tiempo que visito esta página de nuestro amigo Vicente que tanto jugo sabe sacarle a este barrio tan entrañable para nosotros , si bien hasa ahora nunca me había atrevido a escribir nada.

Hoy antes que nada quiero felicitarte por este interesante blog.

Me gustaría que me informases que hay de cierto sobre cierta joya que se le prendía a la Virgen de La Paz cada Domingo de Ramos en el manto.

Según tengo entendido era ¿una mariposa? que se la prestaban cada año y se la tiraban al manto y donde caía allí la dejaban...¿por qué si es cierto dejó de realizarse?

Bueno ahí dejo mi enigma. Espero que alguno/a me lo podais descifrar. Un abrazo,

Alberto dijo...

Cuando menciona el autor a Miguel López Torróntegui (el sexto Stuka) me viene a la memoria un equipo del Sevilla de antes de la guerra, que fue campeón de España: Eizaguirre; Euskalduna, Deva; Alcazar, Segura, Fede; López, Torróntegui, Campanal, Tache (de Bilbao del barrio de La Peña) y Bracero. ¿Es el mismo Torróntegui?. ¡Que conste que soy bético!

del porvenir dijo...

Efectivamente